Daniel Cortes Bautista

Daniel Cortes Bautista

Con mis verdaderos ojos

Mi nombre es Daniel Cortes Bautista, nací el 27 de Junio de 1992 en la ciudad de Bogotá cuando mi señora madre tenía apenas 5 meses con 20 días de gestación (Según ella soy un milagro de Dios y también de la ciencia). Soy locutor y productor de medios audiovisuales egresado del Colegio Superior de Telecomunicaciones, soltero, no tengo hijos debido a que dicha posibilidad no está contemplada en mi proyecto de vida, mi pasión es la medicina, desde que tengo uso de razón soñaba con ser médico y mi hobbie es todo lo relacionado con los carros, por ejemplo ver exposiciones, coleccionar modelos a escala, revistas, posters etcétera, me gusta comer, pasear, leer, chatear entre otras cosas Siempre me destaqué en mis estudios, terminé mi secundaria con honores, amante de la buena música, si bien escucho de todo un poco mis cantantes predilectos son Andrea Bocelli, Sarah Brightman, por solo nombrar algunos, soy serio, tengo un carácter bastante fuerte, soy extrovertido y un convencido de que el que quiere puede. ¡Ah! Un pequeño detalle, fui diagnosticado con retinopatía de la prematuridad, esta patología la tienen muchas personas que como yo han nacido prematuras y que suelen perder la visión parcial o completamente, por ende no se adquiere. Lo que sucedió para que adquiriera esta discapacidad fue el haber nacido prematuro, la inadecuada administración de exógeno en conjunto con la luz Ultra Violeta de la incubadora sin que me protegieran adecuadamente los ojos, hicieron que mis retinas se desprendieran.

El problema realmente fue evidente cuando yo tenía seis meses de edad, para entonces yo no seguía las cosas, cuando el oftalmólogo realizó varios exámenes el diagnóstico era claro “Retinopatía de la prematuridad” fui operado con la sorpresa que para mi ojo derecho ya era tarde, la retina estaba totalmente desprendida y no pudo fijarse, en el caso del ojo izquierdo si se fijó con láser y parte de la visión de este ojo se pudo conservar. La vida es bella, dura, pero bella al fin y al cabo, no es color de rosa, y quien quiere puede, el dolor es inevitable pero el sufrimiento si y pues hay cosas que provocan dolor emocional y la discapacidad indudablemente ha sido en la mayoría de ocasiones, la causa de mi tristeza. La discapacidad me afectó emocionalmente porque infortunadamente, me arrebató el sueño más importante que tenía en la vida; el ser el mejor de los médicos, el día más triste que he tenido fue cuando me dijeron que mi “Problemita” (Le digo a veces de manera jocosa) no tenía cura y que eso justamente era lo que no me iba permitir pisar un hospital como médico. Lo que me genera tristeza además de no poder ser el médico que siempre soñé es cuando las cosas se ponen más complicadas, por ejemplo cuando no puedo leer un aviso, mirar Tv o al computador sin incomodar, cuando llegan recuerdos y pensamientos vacíos, la auto discriminación y la frustración se hacen evidentes cuando las cosas se ponen difíciles. En fin, a pesar de ello la vida continua y hay que verle las bondades a todo, lo más importante es ser feliz con lo que se tiene así sea poco. Yo llegué al CRAC por primera vez en 2003 remitido desde el colegio en donde estudiaba tendría yo unos diez u once años a un proceso de entrenamiento muy básico, muy sencillo e incluso divertido, mi vida a esa edad dio el primer giro de 360° en torno a mi discapacidad ya que me prohibieron hacer ejercicios bruscos, correr, saltar y demás, pero… normal, no me afectó pues nunca he sido muy amante al deporte, me entrené y comencé a entender un poco lo que pasaba conmigo, pasaron los años y varias veces me dijeron que debía volver para tomar la rehabilitación que toma un adulto, porque la vida cambia, los hábitos y las responsabilidades también, hay que ayudar en la casa y demás, no lo hice por miedo, pues hubo muchos momentos en los que yo no me sentía como un hombre que tuviera una discapacidad, quizás fue un proceso de negación. En septiembre de 2013 fui simplemente a dejarle una hoja de vida a la Doctora Gloria Mendieta y fueron unas palabras de ella las que realmente me motivaron para rehabilitarme, se acabó el año y no pude hacer mucho, a principios del 2014 gestioné todo para ingresar al CRAC en Mayo las sesiones de psicologóa y de entrenamiento visual, en junio tomé el resto de áreas (TVD, Elementos de la comunicación, Movilidad diurna y nocturna y Asistencia ocupacional). Confieso que el primer día me sentí extraño “Como que yo no era como ninguno de los hombres y mujeres que allí habían”, tanto así que al terminar el receso salí de la cafetería e iba a coger en dirección hacia la calle, cuando la Doctora Carolina Ángel me vio (Al parecer se dio cuenta de todo) y me dijo que teníamos sesión y nos fuimos a la oficina de movilidad, esa fue la primera impresión; Impresión que el tiempo y el paso de los días y de las semanas se fue borrando al encontrarme con personas como Darley, Gladys, Pedro, Esther (compañeros de rehabilitación), la lista es larga, de todos aprendí un poco y me llevé algo especial al terminar mi proceso. La rehabilitación en el CRAC es excelente, no tengo ni tendré ninguna queja al respecto, por el contrario solo tengo cosas buenas que decir porque todo se ajustó perfectamente a mis necesidades, todas quedaron plenamente satisfechas. La segunda parte de mi vida, se partió en dos, en un antes y un después del CRAC, antes del CRAC estaba algo desorientado a pesar de haber terminado mi carrera técnica, me sentía algo inútil y la rutina de mi casa me estaba asfixiando, cuando entré al CRAC y me rehabilité muchas cosas comenzaron a cambiar, y después del CRAC, me siento más útil, más libre, me siento más yo, definitivamente soy otro. Mi proceso duró 4 meses inició en Mayo y terminó en septiembre y el área más importante y que quizás más me ha servido a mi sin duda ha sido la de Movilidad tanto diurna como nocturna porque aprendí a usar correctamente el bastón, aprendí las normas de seguridad y sobre todo lo que más deseaba… aprender a salir y a desplazarme de noche, eso sí, TVD, Elementos de la comunicación y Asistencia ocupacional me han sido de utilidad porque ya no corro peligro en la cocina, porque mi destreza en el computador mejoró bastante y eso me ha servido ya que me gusta mucho interactuar en redes sociales. Actualmente tengo un trabajo pequeño que consiste en manejar las redes sociales de una microempresa, si bien no gano mucho, algo es algo y por algo se empieza. Mi mayor logro en esta actividad no lo he alcanzado ya que recién comencé a trabajar, pero sin duda cada día me esforzaré para mejorar mi salario y para ser alguien realmente de provecho en el aspecto laboral. Decidí titular mi historia “CON MIS VERDADEROS OJOS”porque no es con los ojos del cuerpo que realmente veo, hay otros ojos ¿Los del corazón? ¿Los del alma? No lo sé, lo que si se es que mis verdaderos ojos se encuentran en mi interior, son los que no me fallan, son los que no duelen, son los que me muestran que no debo rendirme, los que me permiten ser quien soy, los que se convirtieron en mi mayor fortaleza, esos que me hacen ver lo mejor de los demás y lo mejor de mí. Integrantes del Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos CRAC. A ustedes gracias por estar ahí, Un afectuoso saludo- Inmensamente agradecido. DANIEL HUMBERTO CORTES BAUTISTA. Ex usuario del programa de Baja Visión.

Inspirada en lo que fui, soy y llegare a ser.

Inspirada en lo que fui, soy y llegare a ser

Inspirada en lo que fui, soy y llegare a ser

Hace un par de días me senté a escribir estas líneas. Fueron horas eternas con la mente en blanco, quizás porque de alguna manera debía hacerle honor a esos días interminables llenos de incertidumbre, preguntas sin respuestas y lágrimas de temor e indecisión. Todas las mañanas me levantaba pensando en el futuro, pero con la inconciencia de no saber cómo llegar a él. Mi mundo era una pequeña celda de dos por dos, me sentía prisionera de mis propios deseos de volar, mi alma era la imitación del hombre en busca de sentido, pero con la necesidad de ir a buscar mi tesoro escondido, igual que el alquimista lo hizo. Hace seis meses exactamente, el dos de junio de este año, llegue aquí con la esperanza de cambiar algo de mi vida. Sin embargo, no espere que en tan poco tiempo diera un giro tan drástico. Hoy desde el otro lado de un rio caudaloso que a pesar de todo logre atravesar, le quiero expresar a esas dos personas que hicieron parte de un cambio importante en mi vida, mi más sincero sentimiento de gratitud, ellos son mi fuente de inspiración para decir estas palabras. Comenzare diciendo que para todos sin excepción, esta mujer significo en nuestras vidas un símbolo de valentía desde el inicio de este camino, nos enseñó que la calma es la mejor concejera para superar el miedo. Su serenidad siempre nos dio un respiro cuando el temor aparecía y nos hacía dar un paso atrás. Durante sus clases fuimos como niños de guardería, aprendimos muchas cosas, entre ellas lo más importante, nos enseñó a caminar de nuevo con la frente en alto. Nunca permitió que desistiéramos, nos sirvió de timón y de guía, pero más que eso nos sirvió de ancla para que nos sintiéramos seguros y no dejáramos a medias lo que habíamos empezado. Nos enseñó a caminar con el corazón cuando los pies se sintieron cansados y nunca perdió la calma cuando nuestras almas se sintieron acobardadas por un monstruo que a todos nos habló al oído: el miedo. Hoy después de seis meses de mucha dedicación, solo tengo para ella palabras de gratitud, Johanna es el vivo ejemplo de la vocación. Gracias por mantenerse firme ante la rebeldía, el temor y los nervios, gracias por tenerme paciencia, por llevarme de la mano para mostrarme que el mundo es inmenso y hermoso, gracias por tenerme paciencia, por llenarme de calma cuando me sentí desubicada y por todo aquello que no digo porque me quedo corta. Mil y mil gracias, su mejor pago son nuestros logros.

Pero no solamente usted nos hizo revivir de nuevo, nuestro psicólogo y guía espiritual, o como yo misma lo bautice hace algunos días, elenfermero del alma. Él también fue un pilar importante para alcanzar este logro.

En su consultorio quedo nuestra vida. En su interior quedaron lágrimas, risas, enojos, historias de amor, desamor y anécdotas, pero sobretodo quedaron allí los grandes temores que nos hacían sentir pequeños e insignificantes. Hoy, usted también debe sentirse satisfecho, siéntase con el honor de haber encontrado la llave de más de un corazón. Durante este tiempo fue mi brújula para retomar el camino, me ayudo a crecer como hermana, amiga y también como persona, pero sobre todo como mujer. Muchas veces estuvo junto a mí, frente al espejo de mi vida, allí descubrí mis grandes defectos, mis hermosas cualidades y las inmensas virtudes que me acompañan. Me enfrento una y otra vez a mis temores, para que al fin lograra dominarlos. Me tomo de la mano cuando me arrodille ante las barreras y me enseño que la confianza es la base de todo logro. Me devolvió la tranquilidad, el sosiego y la esperanza. Me enseñó a llorar leyendo un libro, a pensar sentimientos con crayones, y a representarme en un dibujo como símbolo de amor propio. No me queda más que decirle gracias, usted con su sabiduría, logro romper la armadura que siempre habrá delante de mí y logro que mi corazón al fin respirara. Gracias por ayudarme a descubrir de nuevo mis sentimientos, gracias por no dejarme desistir cuando me sentí sin fuerzas para continuar, gracias por enseñarnos el verdadero concepto de libertad, gracias por no dejarme ahogar en el rio de lágrimas que reprimí durante años, pero sobre todo gracias por enseñarme a ver el bastón como un accesorio más de los tantos que me adornan. Sus palabras mágicas: “yo puedo, yo quiero, yo necesito”, quedaron escritas para siempre en el libro de mi vida, como una enseñanza que deberé practicar todos los días para no dejarme vencer por el temor, la soledad, el enojo y la cobardía.Hoy me siento segura de mi misma y de mis sueños, no le tengo miedo al futuro, Hoy puedo mostrarle al mudo sin miedo quien soy. Por eso nunca más volveré a preguntarle en el silencio al Dios de mis oraciones ¿Por qué a mí?

Carlos Julio Medrano Campo

Carlos Julio Medrano Campo

Con la mecha prendida

Mi nombre es Carlos Julio Medrano Campo, nací el 21 de Agosto de 1970, en el corregimiento de Las Palmitas, Majagual-Sucre. Desde muy joven he sido una persona trabajadora y luchadora por salir adelante. Desde niño me ha gustado la música, en especial el género del vallenato. Participaba en eventos del colegio, cantaba en todos los eventos culturales que realizaban las instituciones donde estudié la primaria y el bachillerato, recibiendo aplausos y elogios de mis compañeros y profesores. Terminando mis estudios secundarios en la ciudad de Sincelejo, quise buscar un mejor futuro en la ciudad de Barranquilla a mis 18 años, dejando a mi familia. Trabajé durante muchos años sin el apoyo de nadie desempeñándome como mesero y comerciante hasta que aprendí la electricidad.

 

Desde niño componía versos en parrandas con amigos hasta llegar a componerle al amor, al despecho, a las parrandas y así logre darme a conocer como compositor en mi tierra natal, teniendo la oportunidad en el 2004 de que una de mis canciones titulada El Amor de Mi Vida fuera grabada por Eder Naranjo y David Vargas (Buscar en Youtube) convirtiéndose en un éxito regional. En mis tiempos libres, combinaba la música con el deporte, jugaba fútbol y me desempeñaba como arquero; lo hacía con orgullo, jugaba en torneos locales obteniendo muchos logros a nivel regional. De ésta manera transcurría mi vida cuando llegó una segunda oportunidad de que grabaran mis canciones, tuve el privilegio de que Álvaro Vanegas (actual alcalde de majagual-Sucre) grabara Mi Primer Amor, canción que compuse en el año 1998. Después de vivir 10 años en barranquilla, regresé a mi tierra Las Palmitas dedicándome al campo y a la labor de agricultor en la finca de mis padres tras sufrir un revés económico. Durante ese tiempo fue muy difícil mi situación económica por lo cual en 2005 tomo la decisión de viajar a la ciudad de Bogotá en busca de nuevos horizontes. Comienzo a trabajar y a buscar un mejor futuro, meses después conozco una persona con la quetuve una relación y sin dejar de componer, nuevamente tuve la oportunidad de que 2 de mis canciones tituladas Parranda en mi puebloy Si me quiere la quierofueran grabadas. En el año 2007 me llega una bendición, una hermosa niña que lleva como nombre Dassand Medrano, el mejor regalo que me he dado Dios, una razón más para seguir luchando. Siempre he sido una persona responsable y las oportunidades de trabajo para mi eran escasas. En el año 2008 conozco a una persona que me refiere del trabajo minero en el Departamento de Boyacá. En busca de mejorar mi situación económica, tomo la decisión de viajar a Boyacá, donde tuve la oportunidad de conseguir trabajo en las minas de carbón…un trabajo riesgoso pero con muy buenos ingresos. Allí laboré durante un año, al bajar la producción minera me vi obligado a volver a mi tierra ya que tenía varios años sin ver a mis padres. Al año siguiente regreso nuevamente a Bogotá y laboro como electricista, a finales del 2010 vuelvo a las minas de carbón teniendo la oportunidad de ingresar a una empresa sólida llamada Mineralex.

 

Comenzando el año 2011 nace un proyecto musical llamado Los Comandantes del Vallenato, el cual se ejecuta a finales del 2011 y por primera vez se da la oportunidad de grabar al lado de Raibel Oviedo. Éste trabajo incluye 2 canciones de autoría tituladas No Soy Culpabley Aquí nos Tienen. Aferrado siempre a Dios, le agradecía por mi trabajo, viajaba con mucha frecuencia a Bogotá a visitar a mi hija, pero por situaciones ajenas me separo de su madre. A pesar de todo, continúo con mi proyecto musical y el trabajo en las minas de carbón, después de unas vacaciones en enero de 2012 ingreso nuevamente a la empresa Mineralex donde me desempeñaba como perforador de roca. El 7 de junio de 2012 sucedió lo inesperado, siendo las 6:00 pm, me encontraba a 300 mts bajo tierra preparando los explosivos con los que se hacían dichos trabajos y desafortunadamente estalla uno de éstos junto a mi cara. El fatal accidente me causó quemaduras de primero y segundo grado y dio como resultado la pérdida total de mi visión. Le doy gracias a Dios por la Fortaleza y valentía de salir de allí mal herido con mi compañero de trabajo. En ese momento, después de recibir los primeros auxilios, sin saber la gravedad de mi situación, soy trasladado al hospital más cercano en donde toman la decisión de trasladarme a la ciudad de Bucaramanga. El recibir la noticia de que no podría volver a ver fue muy difícil, pensaba en mi hija, lloré y le pedí fuerzas a dios para poder continuar y fue así como tomé la decisión de recibir a Cristo en mi corazón. Dada esa fortaleza espiritual mi recuperación fue satisfactoria y más rápida de lo que pensé, recibiendo apoyo de mi familia, amigos y de la empresa Mineralex, quienes me llenaban cada día de ánimo. Mis tratamientos médicos los recibía por medio de la ARL con la que me encontraba afiliado y recibiendo de Dios la sabiduría para aún así, ser valiente y seguir componiendo más canciones en medio de mi oscuridad. Ahora mis composiciones son para Cristo dándole gracias por salvar mi vida en este accidente y por darme una nueva oportunidad. Cuando más sólo me sentía y pensando en qué iba a hacer de mi vida, conozco a una mujer que hace dar un giro a mis pensamientos, una santandereana a la cual pude ver con mis ojos del alma, desde entonces ella ha sido un gran apoyo y unto a mi hija, mi fortaleza. Dentro de todos estos momentos, ya más recuperado me dan de alta y en el mes de diciembre voy a mi tierra al encuentro con mi familia, un momento de mucha tensión donde le pido a Dios aún más fuerzas, ya que me sentía como Jesucristo cuando resucitó de los muertos, que aún viéndolo no lo podían creer.

Carlos Julio Medrano

Fue muy duro para mí y para mi familia, al sentir a mi hija cerca no pude soportar el llanto, pero la fuerza que Dios me daba fue transmitida a todos ellos para que soportaran este dolor. Mi cirujana plástica, la doctora Mercedes Cristancho, solicitó a la ARL mi rehabilitación en el Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos-CRAC en la ciudad Bogotá. En marzo de 2013, soy trasladado a dicha ciudad para empezar el proceso. Llego a la institución muy deprimido y nervioso, junto a un grupo de compañeros en mis mismas condiciones, pero quedé sorprendido del grupo de profesionales y aún más cuando me presentan a una pareja de invidentes ya rehabilitados, de ver su desplazamiento y su independencia para realizar todas sus actividades, su alegría… fue algo que llenó de valor para emprender mi rehabilitación y pensé: Si se puede en el nombre de Cristo. Estando en este proceso, mi vida se ha visto beneficiada en mucha maneras, como ser independiente, lograr una serie de actividades dadas por el maravilloso grupo de profesionales, dentro de ellas el área de psicología que es la base para volver a ser esa persona alegre que siempre he sido. Dadas las circunstancias en el avance de mi aprendizaje, culmino mi rehabilitación en 4 meses terminando en el mes de julio de 2013. Todas las áreas son muy importantes siendo el área de movilidad una de las más fundamentales. Gracias al cariño de mis compañeros y personal en general de la institución mi rehabilitación ha sido exitosa. La música ha sido toda mi vida, ya cumplí un año de mi accidente y durante éste tiempo han nacido canciones de agradecimiento y alabanza a Dios, que han sido un arma espiritual para no dejarme llenar de malos pensamientos. Gracias a Dios un día amanecí con la mecha prendida y la idea de un nuevo proyecto musical, un proyecto que se realizó con el apoyo de mi novia, bajo la dirección de José Joche Negrete un maestro del género vallenato, con el sello de SAYCO y ACIMPRO y con recursos propios. Este trabajo por la gracia de Dios se llama MIL GRACIAS, gracias a la sabiduría que dios me ha dado para hacer 10 hermosas canciones que conforman este proyecto musical para su honra. Al igual que el disco, el sencillo promocional se llama Mil Gracias, gracias a mi familia, gracias a mis amigos, gracias al grupo de profesionales, gracias al CRAC, gracias a MINERALEX, gracias a Yohana el amor bonito que me ha dado Dios. Quiero decirles a todos que hoy los miro con los ojos de mi alma.

Doris Amanda Gonzalez Pedreros

Doris Amanda Gonzalez Pedreros

Nací de nuevo

La discapacidad visual puede aparecer en cualquier momento de la vida; bebés nacen con la discapacidad y muchas personas la adquieren en el transcurso de la vida, lo importante es entender que con una discapacidad no se acaba el mundo y que a través de la Rehabilitación Integral se puede volver a nacer como lo asegura Doris Amanda González, protagonista de Las Caras de la Rehabilitación en el mes de diciembre. Dorias Amanda es una víctima más del enemigo silencioso de la visión: el Glaucoma, que se manifestó en su vida a sus 23 años, cuando después de finalizar sus estudios de Contabilidad y Finanzas en el SENA y algunos cursos complementarios en la Universidad Javeriana, trabajaba en una petrolera y se estrenaba como madre. Además de los problemas físicos y de salud, la pérdida de la visión trajo además muchas dificultades a nivel emocional una fuerte decepción se apoderó de mí, sentí mucho temor de enfrentarme a éste reto que la vida me presentaba y mucho de dolor al pensar en que no volvería a ver la carita de mí bebe, me sentí morir, asegura Doris Amanda. Sin embargo, el miedo a convertirse en una carga para su familia, fue más grande que la tristeza que la aquejaba y es así como decidió solicitar al Seguro Social que la remitiera al Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos-CRAC, para iniciar su proceso de rehabilitación integral. Llegué al CRAC con muchas expectativas, sabía que allí encontraría las herramientas para no convertirme en un peso para nadie, asevera, mientras recuerda cómo el proceso de rehabilitación le devolvió la independencia y la autoconfianza aprendí a leer Braille, a orientarme en todos los lugares para poder desplazarme, en el CRAC recuperé mi autoestima y aprendí a reconocerme, estimarme y respetarme como persona discapacidad; en pocas palabras: Volví a nacer. Según Doris Amanda, las técnicas aprendidas en el CRAC le permitieron ser una persona autónoma de nuevo, superar la autocompasión y retomar su vida como una persona nueva, mi vida continúa como si yo hubiera nacido nuevamente, se dividió entre antes y después de la discapacidad. En la actualidad cuido a mi sobrino, me hago cargo de mi casa y trabajo en mi propia microempresa de tejidos en macramé: Tejedoris, donde elaboro diademas, gargantillas, cinturones, bolsos, blusas, sandalias, suecos y hamacas afirma. Desde su fundación y hasta la fecha, los propósitos y razón de ser del Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos-CRAC, han sido la rehabilitación integral para el desempeño ocupacional y la inclusión social de las personas en condición de discapacidad visual. En 51 años de trabajo, el CRAC ha rehabilitado más de 8.000 usuarios, que como Doris Amanda, han recuperado su autoestima, independencia y autonomía, para con la frente en alto buscar su plena inclusión social.

Quieres saber que significa el Bastón Blanco para Doris?? Mira su testimonio en nuestro canal de YouTube: http://www.youtube.com/watch?v=ychmA7XC8Bw

Alicia barbosa mendez

Alicia Barbosa Mendez

Mi historia es la siguiente

Nací hace 50 años; fuí prematura (seis meses de gestación) . A consecuencia de éso, tengo rinopatía de la prematuridad. Cuando era bebé, no veia nada. mi madre me cuenta que ella se dió cuenta, porque yo no reaccionaba ante la oscuridad, ni ante estimulos como el tetero y cosas que me mostraban desde lejos.Con el paso del tiempo, parece que empese a ver un poco, por el ojo izquierdo. Siempre menejé un residuo visual de mas o menos 20/100 – 200. Cuando tenia 6 años, salio un recorte en el periodico, anunciando el INCI (Instituto Nacional Para Ciegos); mi madre se contactó con el profesor Hernando Pradilla C, quien la impulsó para que yo ingresara al inci. Y COMENSARA MI VIDA ESCOLAR.El Inci, manejaba la situación , llevando profesoras complementarias a los colegios regulares. en ése tiempo, la primaria la hice en el Instituto Pedagogico Nacional; el problema es que por tener baja visión, jamas fuí tratada como persona en condición de discapacidad, por las directivas y profesiores del colegio.Tomaban mi discapacidad como una miopía normal y se me exigia igual o más que a los demás niños.En 1975, luego de cursar primaria y un año perdido de bachillerato, los oftalmólogos de la época, dijeron que yo no podia seguir estudiando: Gracias a una psicologa del inci, sugirió, que estudiara braille en el inci durante todo el año y algunas clases de movilidad. Fué la primera vez en mi vida que tuve contacto con el bastón y con una pisarra .Lo que pasa es que durante todos esos años, mis padres aceptaban la situación, a regañadientes, es decir, hacian lo mandado, pero con mucho sufrimiento. y yo por mi parte, siempre sentía verguenza de mi misma y de mi situación.Así estranguria mi vida en el colegio .

Después en 1982, ingresé a la universidad y para poder espesar a salir sola, manejaba el bastón, pero no entendía del todo mi situación y me daba verguenza conmigo misma y con Dios; me parecía que estaba fingiendo ser Ciega y me sentía muy mal. En esa época, no se manejaba el concepto de baja visión; ose era ciego, ose era vidente: Entonces yo me sentia como en un limbo del cual no me podria salvar: Por esa misma siituación, mi profesora de piano del momento no me entendió y me relegó de su materia. yo me fuí desmotivando y asistía a la Universidad cada vez menos, hasta que me retiré.Solamente me quedé con la educación musical que había recibido en el colegio y en unos meses en el conservatorio de la universidad nacional.En 1983, me espesaron a hacer terapia con un método llamado ORTOPTICA y a adaptarme un lente de contacto, que me dejo viendo 20/60. Dejé el bastón, el Braille y después de intentar estudiar otras dos carreras, terminé trabajando en lo que más me gusta. LA MUSICA. Pasaron como 10 años y con la visión que tenia me defendía pero llego a mi vida otra situación inmanejable. Tuve un novio ciego, pero no quiso formalizar nada conmigo, por que según el, queria casarse con alguien totalmente videntes. Y los dos novios que tuve normales(videntes). No formalizaron nada serio conmigo, por que pensaban que en mi condición no sería capaz de llevar un hogar. Pese a ello, decidí tener un hijo de mi ultimo novio y criarlo sola, con la ayuda de mi familia.

Cuando mi hijo tenia seis meses, por una caída en mi casa, tuve desprendimiento parcial de retina y realizaron un laser. Mi situación visual empesó a deteriodarse. En 1997, volví a tener desprendimiento parcial de retina y despues de otro laser me recuperé pero mi visión seguia deteriodandose.En el año 2005, después de varias citas con oftalmologia en la nueva e p s, me remitieron para el crac, porque comenzaba a tener dificultad para desenvolverme en mi propia casa, y a caerme en la calle con frecuencia; yo todavía no estaba consciente de usar el bastón, ni de mi discapacidad.Durante el año 2005, recibí mi rehabilitación y mi vida cambió en muchas cosas: Técnicas de la comunicación, habilidades de la vida diaria, apoyo en psicología, pintura al oleo y cerámica y lo más importante.

ORIENTACIÓN Y MOVILIDAD.Después de éste aprendizaje espesé a aceptar mi condición y a hacerle ver a los que me rodean una distinta forma de vida. Por medio del CRAC,(2006) me vincularon al club de leones, donde realicé el curso de informática y en el año 2010, por medio del INCI, me vincularon al programa ÄGORA COLOMBIA dende me capacitaron para Agente Call center.Hubo un reseso en mi vida entre el año 2007 y 2010, porque tuve Cancer de seno y me dediqué a recibir el tratamiento y a rehacer mi vida.Por la quimio y la radio, mi ojo izquierdo se afecto, acelerándose la catarata que ya estaba ahí presente, pero sin manifestarse y dejándome prácticamente ciega durante todo el segundo semestre del 2011 y primer semestre del 2012. razón por la cual, me ví obligada a dejar un trabajo que me habían dado en un coll center y con el cual estaba muy a gusto.Hoy en el año 2013, ya recuperada de mis cirugías del ojo izquierdo, quiero comenzar de nuevo y me siento muy bien con mi baja visión y mi bastón no lo dejo para salir, sobretodo si es fuera del barrio. ya el bastón es parte de mi vida; me encanta, porque gracias a él, la gente me colabora en la calle y no me incomoda. no tengo que hacer cola para pagar los servicios, o para recibir mi pensión. (yo ignoraba los derechos de una persona discapacitada visual). Claro que hay gente , sobretodo los músicos que han trabajado conmigo durante años, que al parecer se incomodan si yo saco el bastón para desplazarme, pero que se le va a hacer. hay algo incomodo y es que para coger bus, aveces toca esconder el bastón, para que lo recojan a unoEsta es mi historia, espero les sea util.