Rehabilitación Integral para personas con Baja visión

Proceso dirigido a personas con baja visión que cumplen con el  proceso de evaluación inicial; niños y niñas que tengan percepción de luz; familia; entidades educativas, de salud y empresas. Su objetivo es desarrollar con el usuario el plan de trabajo en forma continua y eficaz, trabajando con la familia en los casos que se requiera, para facilitar su inclusión social.

Éste proceso se divide en dos partes:

Estimulación visual

Entrenamiento Visual

Estimulación visual

 

Tiene como objetivo promover el desarrollo de las funciones visuales en el niño (a) con el fin de lograr la máxima eficiencia en su funcionamiento visual. La intervención llega hasta donde las funciones visuales y el desarrollo psicomotor del niño lo permiten. La estimulación visual también se usa en usuarios que por efecto de un trauma craneoencefálico o evento cerebrovascular la requieren, previo al entrenamiento visual.

Entrenamiento visual

 

Tiene como objetivo mejorar la eficiencia y funcionalidad visual a través de la prescripción de ayudas ópticas, no ópticas, electrónicas, y su entrenamiento, para el desarrollo de habilidades y destrezas en la utilización del residuo visual que permita al usuario un mejor desempeño.

Con el fin de promover la inclusión social de los usuarios, en este proceso se involucra y orienta a la familia cuando se requiere para garantizar un trabajo coordinado y de apoyo a cada una de las actividades desarrolladas con la persona con baja visión. 

Además, se orienta a las entidades educativas, de salud y empresas en el desempeño de la persona con baja visión con las ayudas ópticas, no ópticas y ayudas electrónicas formuladas.

Psicosocial y Médico

Oftalmología y Optometría: Tiene como objetivo, identificar las deficiencias en las estructuras y funciones corporales asociadas a la visión para disminuir la restricción en la participación de actividades vitales, así como minimizar las barreras contextuales a través de la prescripción de productos y tecnologías como son las ayudas ópticas, no ópticas y electrónicas, que le permitan al usuario aprovechar al máximo su baja visión.

La valoración por oftalmología se realiza solamente si no se tiene claridad en el diagnostico y es solicitada por el profesional de optometría.

 

Trabajo Social: Su objetivo en el proceso, es mejorar la capacidad del usuario y/o familia para modificar las barreras en los factores contextuales y convertirlos en facilitadores a través de la orientación brindada por el profesional para mejorar su calidad de vida.

 

Psicología: Apoya en el proceso de elaboración del duelo, la adaptación a la situación de discapacidad visual, aceptación de las ayudas ópticas para visión próxima y lejana, así como aceptación al bastón, y al rol ocupacional a través de la intervención terapéutica facilitando la inclusión social.

La intervención de Psicología se brinda solamente si el usuario la requiere o si es solicitada por el rehabilitador visual desde su valoración.

 

Consulta especializada en baja visión

 

Físico

Orientación y Movilidad: Tiene como objetivo, disminuir la limitación en las actividades de movilidad tanto en el día como en la noche, a través del uso de la baja visión del usuario, y la utilización de técnicas de seguridad y productos y tecnología, para conseguir un desplazamiento seguro, eficiente y autónomo en cualquier entorno conocido o desconocido.

 

Movilidad nocturna

Actividades de la Vida Diaria

Técnicas de la Vida Diaria: Su objetivo es, mejorar la capacidad para la ejecución de las actividades de autocuidado, vida domestica y áreas principales de la vida, a través de la utilización e implementación de técnicas y normas de seguridad.

 

Actividades diarias

Comunicación

Elementos de la Comunicación: Fomenta la participación en actividades de aprendizaje, aplicación del conocimiento y comunicación a través del uso de productos y tecnologías disminuyendo las barreras en los factores ambientales individuales.

 

Sensoperceptual, Cognitivo y Manual

Estimulación Visual: Tiene como objetivo, estimular visualmente al usuario con baja visión, para desarrollar las funciones visuales ópticas, óptico–perceptivas, perceptivas–visuales y favorecer la participación en las actividades vitales, utilizando de la mejor manera su residuo visual.

 

Entrenamiento Visual: Desarrolla habilidades para disminuir la limitación en actividades vitales, a través, del uso de productos y tecnologías como son, las ayudas ópticas, no ópticas y electrónicas, como facilitadores para el desempeño ocupacional del usuario con baja visión.

 

Asesoría Ocupacional: Su objetivo es, identificar las barreras y facilitadores en los factores contextuales,  para construir de manera conjunta: usuario-familia-institución un proyecto ocupacional viable, a través de la autogestión y el alcance de los logros de los cinco ejes fundamentales de la rehabilitación, contribuyendo a la inclusión socio–ocupacional de las personas en situación de discapacidad visual.

 

estimulación visual