Las caras de la rehabilitación

  • Lorena Pechené, Rehabilitada 2012

    “Gracias a mi rehabilitación en el CRAC, logré independencia en la calle, tomar transporte público (Transmilenio y Bus), desplazarme de un lugar a otro; fue en un principio complicado, pues para una persona invidente de nacimiento, es difícil desprenderse de su guía, pero lo logré".

  • Alicia Barbosa Méndez, Rehabilitada año 2005.

    “Durante el año 2005, recibí mi rehabilitación y mi vida cambió en muchas cosas: Técnicas de la comunicación, habilidades de la vida diaria, apoyo en psicología, pintura al oleo y cerámica y lo más importante. ORIENTACIÓN Y MOVILIDAD. Después de éste aprendizaje  empecé a aceptar mi condición y a hacerle ver a los que me rodean una distinta forma de vida”.

  • Doris Amanda González, Rehabilitada año 1998

    “Llegué al CRAC con muchas expectativas, sabía que allí encontraría las herramientas para no convertirme en un peso para nadie. Aprendí a leer Braille, a orientarme en todos los lugares para poder desplazarme, en el CRAC recuperé mi autoestima y aprendí a reconocerme, estimarme y respetarme como persona con discapacidad; en pocas palabras: Volví a nacer”.

  • Carlos Medrano, Rehabilitado año 2013

    “Estando en este proceso, mi vida se ha visto beneficiada en muchas maneras, como ser independiente, lograr una serie de actividades dadas por el maravilloso grupo de profesionales, dentro de ellas el área de psicología que es la base para volver a ser esa persona alegre que siempre he sido. A un año de mi accidente, estoy lanzando mi nuevo trabajo musical titulado “Mil Gracias” gracias a mi familia, gracias a mis amigos, gracias al grupo de profesionales, gracias al CRAC, gracias a mi empleador, gracias a Yohana el amor bonito que me ha dado Dios. Quiero decirles a todos que hoy los miro con los ojos de mi alma”.

  • Hna. María Andrea de Nuestra Señora del Santo Rosario, Rehabilitada año 2002

    “Le doy infinitas gracias a Dios, por instituciones como el CRAC, que se preocupan por preparar personas como yo, para un porvenir al servicio de la sociedad; además con la rehabilitación,  aprendí a ver  de otra manera, por gracia de Dios. Quiero compartir con ustedes esta cita bíblica que me ha ayudado mucho ¡Lo que si se es que yo era ciego y ahora puedo! (ver Juan 9-25.)”.